Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad es un proceso que te permite cancelar legalmente tus deudas siempre que cumplas sus requisitos.

Cancela tus deudas para volver a vivir

Nosotros ​creemos en una segunda oportunidad para cambiar la vida de las personas. Si estás buscando un abogado especialista en la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad, este es tu sitio.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad, fue en realidad una reforma operada, entre otras, en la Ley Concursal, al introducir por primera vez en nuestro ordenamiento con carácter general el «beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho». Especialmente para las
personas naturales insolventes.
Ahora el TRLC mantiene la posibilidad de que determinadas deudas que el deudor no pueda satisfacer, queden exoneradas.

¿Quiénes pueden disfrutar de este beneficio de exoneración de deudas?

Pueden disfrutar de este beneficio de exoneración todas las personas naturales (sean empresarios o no) que se encuentren en situación de insolvencia. La Ley de Segunda Oportunidad se aplica a todo tipo de personas físicas (empresarios, autónomos o
unidades familiares)

¿Buscas Abogados especializados en Segunda Oportunidad?

Desde Lemus Abogados podemos ayudarte a cancelar aquellas deudas que no puedas pagar. Estableceremos la mejor estrategia para sanear tu situación financiera y ayudarte a salir de la crisis.

Las fases para la obtención del beneficio de Segunda Oportunidad

El proceso de Segunda Oportunidad se estructura en dos fases: una negociada y otra judicial

Acuerdo Extrajudicial de Pagos

Para aplicar los beneficios establecidos en la Ley de Segunda Oportunidad, es
conveniente que el deudor haya intentado aprobar un acuerdo extrajudicial de pagos
con sus acreedores.

Se trata de un sistema de mediación extrajudicial que se inicia a través de notario,
Registro Mercantil o Cámara de Comercio. En aquellos casos en que es necesario, se
designa un mediador concursal, cuya finalidad es reestructurar la deuda mediante propuestas que pueden incluir quitas (sin limitación) y esperas (con un máximo de diez
años).

Aunque este sistema ya existía para autónomos, la Ley de Segunda Oportunidad
ha establecido que las personas físicas no empresarias también pueden celebrar el
acuerdo extrajudicial de pagos
.

Las negociaciones de este acuerdo extrajudicial de pagos tendrán una duración máxima
de tres meses
(dos en el caso de persona natural no empresario). Durante el proceso de
negociación los acreedores no podrán iniciar o continuar procedimientos de ejecución
judicial.

Para que el acuerdo extrajudicial de pagos se considere aprobado, y vincule a todos los
acreedores (salvo hipotecarios) se requerirá el voto favorable entre el 60% y el 75% del
pasivo
.

  • 75% Si la propuesta incluye esperas superiores a cinco años y quitas de
    más de un 25%.
  • 60% Si las quitas y esperas son inferiores a las citadas.

Si el acuerdo extrajudicial de pagos no es aprobado, se iniciará la segunda fase para la
obtención de la segunda oportunidad: El concurso consecutivo.


Concurso Consecutivo

Una vez finalizada sin éxito la fase del acuerdo extrajudicial de pagos, la Ley de Segunda
oportunidad establece que se iniciará un «concurso consecutivo». Se iniciará ante el
Juez del domicilio del deudor, cuya finalidad será la liquidación ordenada del patrimonio
del deudor.

Tras finalizar la liquidación del patrimonio del deudor, si lo tuviera, el deudor deberá
solicitar el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho o BEPI.
En caso de no tener patrimonio la solicitud se realizará una vez el juez dicte el
correspondiente auto de declaración del concurso. Además será necesaria la conclusión
simultánea por insuficiencia de masa activa.

El Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho no es más que la cancelación judicial de las deudas. Esta puede acordarse de forma automática y definitiva o condicionada a un plan de pagos, dependiendo de la situación del deudor.

Requisitos para disfrutar del Beneficio de Exoneración de Deudas

Conforme establece el TRLC, pueden disfrutar de este beneficio aquellos que sean
considerados deudores de buena fe. Se entiende que un deudor es de buena fe cuando
se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que el concurso no haya sido declarado culpable.
  2. Carecer de determinados antecedentes penales.
  3. Haber celebrado, o al menos intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de
    pagos. Si no se ha hecho, como luego veremos, será necesario pagar, al menos
    el 25% de los créditos ordinarios.
  4. Que el deudor haya pagado los créditos contra la masa (los del propio concurso,
    es decir los honorarios del abogado y la retribución del administrador concursal
    fundamentalmente). Así como los créditos concursales privilegiados
    (fundamentalmente los de la hacienda pública y la seguridad social).

El Acuerdo Extrajudicial de Pagos es Clave en el proceso de Segunda Oportunidad

Las habilidades de negociación de tu abogado en esta clase de procesos van a ser clave. En muchas ocasiones no es necesario ni siquiera llegar a la fase judicial para reestructurar tus deudas de tal manera que sean fácilmente sostenibles.

Además, cerrar un pacto durante el Acuerdo Extrajudicial de Pagos te permitirá tener mayor control sobre tu patrimonio. Y es que no será necesario liquidarlo, al menos de forma general.

Por otro lado, incluso en aquellos casos en que no se llega a un acuerdo, el haber intentado este trámite facilitará la obtención de todos los beneficios de la Ley. Así que, por regla general, es importante que cuentes con negociadores experimentados a la hora de solicitar la Segunda Oportunidad.

¿Qué ocurre si el deudor no hubiese podido pagar los créditos contra la masa, los créditos concursales privilegiados y el 25% de los ordinarios caso de no haber acudido a un acuerdo extrajudicial de pagos?

El pago de los créditos contra la masa es parte de la actuación de buena fe del deudor. Por lo que en todos los casos es conveniente su pago. Si el deudor no hubiera podido pagar los créditos privilegiados, la ley de Segunda Oportunidad establece otra
alternativa para obtener el beneficio de exoneración. Así, se establece que el deudor puede disfrutar del beneficio de la exoneración si cumple los siguientes requisitos (art. 493):

  1. Aceptar someterse a un plan de pagos respecto a las deudas no satisfechas. Este plan será aprobado por el Juez y tendrá una duración máxima de cinco años, sin intereses.
  2. Cumplir con el deber de colaboración con el Juez del concurso y con la Administración Concursal.
  3. No haber obtenido este beneficio, dentro de los diez últimos años.
  4. Que no haya rechazado dentro de los cuatro años anteriores a la declaración de concurso, una oferta de empleo adecuada.
  5. Que conste, de forma expresa, en la solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho, que la obtención de este beneficio se hará constar en la sección especial del Registro Público Concursal. Este registro debe contar con la posibilidad de acceso público por un plazo de cinco años.

¿Qué ocurre si se incumple el plan de pagos?

La Ley establece que también podrán disfrutar del beneficio, con carácter especial, los deudores que hubieran incumplido el plan de pagos no exonerados. En este supuesto es necesario demostrar un esfuerzo sustancial en su intento de cumplimiento. Para ello es necesario haber destinado al menos la mitad de los ingresos que no tuviesen la consideración de inembargables.

¿Cómo y cuándo se solicita el beneficio de exoneración de deudas?

La solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho se debe presentar ante el Juez del Concurso. Una vez finalizada la liquidación del patrimonio, el Mediador o Administrador Concursal presenta el informe final sobre rendición de cuentas. La Ley de segunda oportunidad establece que debe ser el propio deudor el que solicite el beneficio, es decir no se concede automáticamente.

¿Cómo se resuelve la solicitud?

La solicitud de exoneración se dará traslado a los creedores personados en el concurso y al Mediador. En el periodo establecido por la ley los acreedores podrán presentar alegaciones lo que consideren conveniente. Si estos muestran su conformidad o no se oponen, el Juez mediante un auto concederá, con carácter provisional el beneficio de exoneración de deudas no satisfechas.

La Ley de Segunda Oportunidad establece que solo cabrá oposición al beneficio por el incumplimiento de alguno de los requisitos señalados. Asimismo, durante los cinco años siguientes, los acreedores podrán solicitar la revocación de este beneficio, en los siguientes casos:

  1. Si el concurso se declarase culpable, o el deudor fuera condenado en sentencia
    firme por un delito contra el patrimonio.
  2. Si el deudor incumple la obligación de pago de las deudas no exoneradas
    (créditos contra la masa o privilegiados). No obstante, si el deudor hubiese
    destinado una
  3. Si el deudor mejorase sustancialmente su situación económica. En cuyo caso
    pudiera pagar todas las deudas pendientes sin detrimento de sus obligaciones
    de alimentos
  4. Si el deudor hubiese ocultado ingresos, bienes o derechos.

Una vez transcurrido el pazo de cinco años referido, el juez del concurso declarará definitiva la exoneración de deudas.


¿Qué créditos se exoneran?

Todos, excepto los créditos de derecho público y por alimentos.

Efectivamente todos, si bien en caso de acudir al artículo 491 se exceptúan los alimentos y los créditos de derecho público. Aunque la jurisprudencia menor se decanta por incluir estos últimos. Especialmente interesante es el BEPI o exoneración de la parte de las deudas no satisfechas con la ejecución de las garantías hipotecarias sobre inmuebles que establece como novedad la Ley de Segunda Oportunidad. La parte no satisfecha con la ejecución, queda exonerada íntegramente.

Una vez sea definitiva la exoneración de deudas, el deudor podrá solicitar la cancelación de sus datos personales de los ficheros de morosidad, y empezar así de cero.

reparar deudas

Preguntas Frecuentes

A continuación resolvemos algunas de las preguntas más frecuentes en torno a la Ley de Segunda Oportunidad

¿Cuánto cuesta recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad?

Coste de la ley segunda oportunidad.

Al ser un proceso tutelado por un juez, es necesaria la participación de un abogado, un notario, un registrador y un procurador para dirigir y coordinar las actuaciones a seguir.

El juez designará un mediador o administrador concursal para presentar la solicitud necesaria para beneficiarse de la ley.

LEMUS ABOGADOS está constituido por abogados, procuradores y administradores concursales que te representarán, no solo en todas las fases del concurso sino en todos los procesos judiciales posteriores. Así mismo, aportamos notarios y registradores colaboradores que garantizarán la correcta y fluida presentación de todas las notificaciones (consenso de la deuda con cada acreedor, propuesta de convenio…).

Si tienes algún tipo de ingreso, no tienes vivienda o bienes a tu nombre y tu deuda supera los 15.000 Euros:

Puedes cancelarla por 2.500 euros (en este coste está incluido abogado, notario, procurador y publicaciones BOE/BORME).

segunda oportunidad andalucia

Cuánto cuesta la Segunda Oportunidad para autónomos o empresarios

En caso de que trabajes por cuenta propia, bien como autónomo, bien como empresario que administres tu sociedad, tendrás que llevar tu procedimiento por el Registro mercantil o la Cámara de Comercio. La provisión y el coste adicional incrementa el procedimiento en 300 Euros. Es decir, en este caso el coste de la Ley de Segunda
Oportunidad es de 2.800 Euros
:

2.500 Euros para cubrir los honorarios de Abogado, Procurador, Notario, y publicaciones BOE/BORME + 300 Euros para las provisiones y honorarios del Registrador (Mercantil) o de la Cámara de Comercio.

Coste de la cancelación de deudas si tengo vivienda

En caso de que tengas una vivienda en propiedad, habrá que añadir una provisión (que puede llegar a 900 Euros) para cubrir los gastos adicionales (tasas oficiales, registrales, etc…).

2.800 Euros para cubrir los honorarios de Abogado, Procurador, Notario y Publicaciones + 900 Euros de Provisión para Tasas e inscripciones en el Registro de bienes inmuebles (y de bienes muebles en aquellos casos en que sea necesario).

Por tanto, en este caso cancelar tus deudas tendrá un coste de 3.700 Euros.


¿Y si estoy casado en bienes gananciales o mi deuda está avalada?

Si estás casado en régimen de bienes gananciales o tienes algún familiar garantizando o avalando tu deuda deberás presentar dos procesos de Segunda Oportunidad. En estos casos, LEMUS ABOGADOS reduce en 1.000 Euros el coste del segundo procedimiento. Es decir, te costara 2.500 Euros el primer procedimiento y una retribución reducida de
1.500 Euros el segundo.

2 expedientes por un coste total de 4.000 Euros para cubrir los horarios de Abogado, Procurador, Notario y Publicaciones BOE/BORME

precio segunda oportunidad

Pero no lo entiendo… Si no tengo dinero para pagar mis deudas…

¿Cómo voy a tener dinero para pagar a todos estos profesionales?

La cuestión, a nivel matemático, es muy sencilla:

El coste de la segunda oportunidad + El convenio de liquidación del pasivo, siempre será muy inferior a la suma total de lo que debes.

… y algo no menos importante, tendrás el plazo de tiempo que necesites para liquidar tu
deuda.

¿Qué pasa si una vez iniciado el proceso algo sale mal?

El proceso es irreversible, si demuestras buena fe solo hay dos posibles finales:

  1. Novación de la deuda por las cantidades compatibles con tu supervivencia que puedas asumir (Acuerdo Extrajudicial de Pagos) o
  2. Exoneración de toda la deuda, es decir, no deberás nada.

¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Tanto personas naturales como emprendedores pueden acogerse a la ley de Segunda Oportunidad.

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo dirigido, principalmente, para personas naturales, tanto si son empresarios (o autónomos) como si no.
Esto supone una clara novedad, ya que, hasta ahora, sólo las empresas contaban con un vehículo legal claro para pedir la novación o exoneración de sus deudas.

Por lo tanto, esta ley beneficia a particulares y autónomos bien hayan sufrido un cambio drástico o imprevisto en su equilibrio ingresos-gastos, o bien hayan fracasado en su aventura empresarial. Hasta ahora, las personas naturales, empresarios o no, respondían de sus deudas con su patrimonio presente y futuro.

¿Que requisitos hay que reunir para poder acogerse?

En LEMUS ABOGADOS pedimos básicamente los siguientes requisitos:

  • Tener una deuda superior a los 15.000 Euros. Aunque la Ley permite acogerse con deudas menores, en la práctica, el proceso no tiene sentido para deudas en las que el coste del procedimiento pueda superar a la deuda.
  • Por otra parte, es fundamental garantizar los Requisitos de “buena fe” exigidos por la Ley durante todo el proceso.
  • Disponer de los recursos económicos necesarios para poder llevar a cabo el proceso. LEMUS ABOGADOS establece una cuota única de 3.500 Euros incluyendo honorarios de Abogado y Procurador las provisiones y honorarios del Notario y del Registrador.
  • Por último, en caso de tener activos o bienes (vivienda, vehículo…), hay que estar dispuesto a perderlos parcial o totalmente. La Ley establece la repartición de los bienes y del dinero disponible entre todos los acreedores en caso de ser necesaria su liquidación.

¿Quién puede beneficiarse de la exoneración del pasivo insatisfecho?

Los requisitos para acogerte al beneficio son:

  • Ser persona natural.
  • Haber intentado el Acuerdo Extrajudicial de Pagos de forma efectiva o, en su defecto, haber satisfecho, al menos, el 25 por ciento del importe de los créditos concursales ordinarios.
  • El concurso debe concluir, bien por liquidación, bien por insuficiencia de la masa activa.
  • Debe demostrarse buena fe. En este caso se amplía el periodo hasta el momento de acogerse. También es necesaria desde que empieza el concurso hasta su finalización.
  • Que el concurso sea declarado fortuito.
  • Que no haya sido condenado en determinados procedimientos considerados con un efecto similar a la calificación de culpabilidad
  • Por último, es imprescindible satisfacer en su integridad los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados.

¿Necesitas ayuda?

Escríbenos y pondremos a tu disposición a nuestro equipo de abogados especialistas en Segunda Oportunidad.

    Su dirección de correo electrónico (obligatorio):

    Su mensaje (obligatorio):

    LEMUS ABOGADOS, S.L.P. (en adelante, Lemus Abogados) tratará la información que nos facilite con el fin de gestionar su solicitud de presupuesto en base a su consentimiento. Los datos no se comunicarán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal, y se conservarán durante el tiempo necesario para cumplir con este fin y para determinar las posibles responsabilidades que se pudieran derivar de dicha finalidad y del tratamiento de los datos. Es necesario que complete los datos marcados como obligatorios para enviarnos su mensaje. Puede ejercitar sus derechos, a presentar una reclamación ante una autoridad de control, a retirar su consentimiento, de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante Lemus Abogados, Plaza Aviador Ruiz de Alda, 7, local, C.P. 41004, Sevilla, o en info@lemusabogados.com. Más información en nuestra política de privacidad.

    Cualquiera que sea tu problema, nuestro equipo te atenderá sin compromiso

    ¡Contacta con nosotros!